Policiales | 22/02/2020 10.22

Falta de pruebas Puerto Deseado: liberaron a los acusados de asesinar a un niño y violar a su madre

Fueron dejados en libertad "por falta de pruebas", informaron medios locales. El crimen del niño de 4 años a golpes y la violación de su madre conmueven al país.

La zona del horror, en Puerto Deseado

La zona del horror, en Puerto Deseado

Archivo

Los dos detenidos acusados por el crimen de un niño de 4 años -asesinado a golpes en la cabeza- y por la violación de su madre en una playa de la localidad santacruceña de Puerto Deseado, fueron liberados en las últimas horas por falta de pruebas, informaron esta mañana fuentes judiciales.

Según informó La Opinión Austral, la Policía los demoró en el barrio “La Favela”, con manchas de sangre en sus zapatillas y sus rostros lastimados. Sin embargo, "pasaron seis horas en la comisaría y debieron liberados". Siguen a disposición del juez Oldemar Villa. 

El medio local asegura que "se conoció que tras cumplir los plazos legales (seis horas en la comisaría), los sospechosos fueron liberados. La Justicia no ordenó ninguna medida. El material probatorio aportado por la Policía no fue suficiente para el criterio del juez y el fiscal Horacio Quinteros para, al menos, dejarlos un día aprehendidos y avanzar sobre estas pistas". 

La información de los medios locales indica que la Policía los encontró con manchas de sangre en sus prendas y zapatillas, y sus rostros lastimados. "Minutos antes, en un colectivo que llegó de Deseado a Caleta, se había demorado a un hombre, pero este finalmente fue liberado. No tenía nada que ver. A priori, reunía características fisionómicas similares a las de los atacantes de María y su hijo Santino", continúa La Opinión Austral.

 

Sigue la búsqueda

 

En base a la declaración de la víctima, se elaboraron dos identikits, con los que se basa el operativo de búsqueda con operativos cerrojo en las rutas. No se descartan nuevos allanamientos en las próximas horas, según deslizó el ministro de Seguridad, Lisandro de la Torre.

El funcionario, junto con jefes de la cúpula policial, efectuaron por la tarde de ayer rastrillajes en el lugar donde se cometió el crimen. Sin embargo, por la marea alta, la labor.

Dice La Opinión Austral que, tras la difusión de los identikits en las redes sociales, se cargó contra dos individuos y uno de ellos, vecino deseadense, se acercó por su cuenta a la comisaría para deslindarse del hecho. Declaró y se puso a disposición. “Yo no tengo nada que ver”, aseguró ante los enviados especiales de La Opinión Zona Norte.